https://www.elaleph.com La adivinacion en la antigüedad de Raymond Bloch (1985) | elaleph.com | libros usados
elaleph.com
Contacto    Miércoles 21 de octubre de 2020
  Home   Biblioteca   Editorial   Libros usados    
¡Suscríbase gratis!
Página de elaleph.com en Facebook  Cuenta de elaleph.com en Twitter  

 
La adivinacion en la antigüedad de  Raymond Bloch  

La adivinacion en la antigüedad
de Raymond Bloch


ediciones 
Fondo de Cultura Economica

Edición: 1985
Tomos: 1
ISBN: 9681619269
Medidas: 10,7 x 17,5 cm
Estado: Muy Bueno
Género: Historia - General
Peso: 200 gramos

 
Comentario del libro Reseña del libro
 
Libro Usado Castellano
Formato libro
impreso
 
160 Pág.
U$S 52.96
C O M P R A R
* Los importes están expresados en dólares estadounidenses.
Política de Devoluciones.
 

Otros libros en la misma sección



Descripción del libro usado "La adivinacion en la antigüedad"


El conocimiento del porvenir ha sido para el ser humano una necesidad espiritual, cuyo sentido no se ha perdido del todo. Lo que Bloch nos dice sobre la adivinación en la antigua Grecia y Roma viene a esclarecer creencias populares que subsisten en numerosas culturas y cuyo origen se desconoce.
La adivinación en la Antigüedad estaba íntimamente ligada a la religión; eleclipse de los dioses no implicó que dejara de creerse en la lectura de las señales del porvenir, o como un vínculo entre el hombre y lo sobrenatural. Abundantes y variadas formas adquirió el arte de la adivinación: entre los griegos se consideraba a las mujeres como criaturas especialmente dotadas para manifestar la presencia divina. Las pitias de Apollo en Delfos expresaban la voluntad de los dioses en forma de oráculos que los sacerdotes descifraban de inmediato a los fieles.
Etruscos y romanos preferían interpretar los auspicios observando entrañas de animales; asimismo, practicaron la ornitomancia (adivinación por medio de las aves) y la oniromancia (interpretación de los sueños). Nunca, dice Bloch, se ha encontrado una predicción exacta en medio del confuso delirio de adivinaciones ambiguas; sin embargo, el hombre de hoy, como el de ayer, sigue buscando vanamente las señales de su destino.

Ir al inicio Ir al inicio

 

Buscador
     


(c) Copyright 1999-2020 - elaleph.com - Contenidos propiedad de elaleph.com