elaleph.com
Contacto    Martes 25 de julio de 2017
  Home   Biblioteca   Editorial   Libros usados    

 

¡Suscríbase gratis!
Página de elaleph.com en Facebook  Cuenta de elaleph.com en Twitter  
Secciones
Taller literario
Club de Lectores
Facsímiles
Fin
Editorial
Publicar un libro
Publicar un PDF
Servicios editoriales
Comunidad
Foros
Club de lectura
Tienda
Cursos a Distancia
Búsqueda laboral
Encuentros
Afiliados
¿Cómo funciona?
Institucional
Nuestro nombre
Nuestra historia
Consejo asesor
Preguntas comunes
Publicidad
Contáctenos
Sitios Amigos
Caleidoscopio
Cine
Cronoscopio
Marcelo di Marco - libros

Preguntas más frecuentes

¿Cómo nació la idea de escribir claves para escritores en formación?
¿Cuál es el primer libro de la serie y para qué sirve?
¿TC&C puede interesarle también a un poeta en formación?
¿En qué se diferencia una poética de un recetario?
¿Cualquiera puede ser escritor?
¿Los recientes Atreverse a escribir y Atreverse a corregir son versiones actualizadas de TC&C y HEV?
Resumiendo: ¿qué libros de la serie le convienen más a un escritor (narrador, ensayista, poeta) con ganas de inventar, de expresarse, de superar el bloqueo creador?
¿Y si ese escritor necesita pulir lo escrito?
¿Y si se trata de alguien interesado exclusivamente en escribir poesía y en corregirla?
¿Y cuál de los cuatro le viene mejor a alguien que acaba de terminar su cuento, su poema o su ensayo; alguien que está a punto de enviar su libro a concurso o a alguna editorial?
¿Qué le conviene a quien no le guste demasiado la lectura y que busque transformarse en escritor rápida y fácilmente?
¿Y cuáles son los libros para alguien que siempre lee y que necesita escribir lo que sea, sin saber muy bien qué es lo que escribe ni por qué lo hace?
Por último, ¿pueden los docentes de Lengua y Literatura aprovechar la serie?
¿Más preguntas?

 

¿Cómo nació la idea de escribir claves para escritores en formación?

Hace muchos años encontré en una librería de viejo un ensayo que me llamó la atención desde su jactancioso título: El arte de escribir y la formación del estilo, de Antoine Albalat. Era una inteligente muestra de cómo se podía mejorar la escritura a partir de la asimilación de autores clave. Sin caer en dogmatismos ni proponer "recetas", mostraba con toda sencillez los procedimientos básicos del escritor. En ese momento, como primerizo, a mí me sirvió muchísimo. El libro es antiguo, aunque no anticuado: lo uso con frecuencia en mis talleres. Pero lo cierto es que este clásico fue escrito posiblemente hacia principios del siglo XX. Pensando en esto, se me ocurrió que sería maravilloso entregarle al lector una obra similar, pero hecha hoy: ha pasado mucha agua bajo el puente de la literatura en los últimos cien años. Con seis libros publicados y coordinando grupos y talleres de escritura desde 1979, pensé que ya había acumulado suficientes errores en mi carrera como para poder escribir yo mismo ese libro.

regresar al inicio

 

¿Cuál es el primer libro de la serie y para qué sirve?

A mediados de 1996 empecé a borronear Taller de corte & corrección. Guía para la creación literaria. Al poco tiempo le mostré las primeras ochenta notas a Luis Chitarroni, editor de Sudamericana. Entusiasmado con la idea, Chitarroni me estimuló para que avanzara, y así el libro apareció al año siguiente, en julio de 1997, con el apoyo de los lectores, los colegas y la crítica: a casi un mes de publicado integró la lista de best-sellers del diario Página/12, y en marzo de 1998 apareció la segunda edición. Lo considero muy útil, por ejemplo, para un escritor que busque inventar, desbloquearse, crear y después corregir lo escrito. Las cien notas están cruzadas por muchísimas técnicas, ejercicios y ejemplos enriquecedores. Cuando despliego algo de teoría, siempre es una teoría-para-la-práctica: no me interesa hacerles perder tiempo a los lectores mostrándoles cuánto sé; no soy un crítico sino un tipo que ama la literatura y que trata de hacerse amar por ella, un escritor que pasó y pasa por innumerables problemas técnicos todos los días. Bueno, en tc&c doy cuenta de ese amor y muestro soluciones para dichos problemas.

regresar al inicio

 

¿TC&C puede interesarle también a un poeta en formación?

Sí, porque en él se muestran muchos recursos propios de la poesía; además, hay ejemplos con lo mejor de poetas de todos los tiempos. Pero yo le diría a ese joven arriesgado que, en un sentido específico, el libro que más le conviene es Hacer el verso, el segundo de la colección. Su subtítulo lo dice todo: Apuntes, ejemplos y prácticas para escribir poesía. Me fue encargado por Luis Chitarroni ante el éxito de TC&C. Apareció en 1999 y habla con exclusividad de poesía. Según me comentó Ricardo Zelarayán, HEV es la primera poética de la literatura argentina.

regresar al inicio

 

¿En qué se diferencia una poética de un recetario?

La literatura no permite que sus procedimientos sean reglamentados. A diferencia de lo que sucede con un fenómeno científico, la obra artística no puede pesarse ni medirse. Bien dice Jaime Rest que la Poética de Aristóteles -la poética por excelencia- tiene propósitos descriptivos, de ninguna manera normativos; muestra las características de la literatura griega, después. En ese sentido, HEV es una descripción de los buenos usos y costumbres de grandes poetas clásicos y modernos, tanto argentinos como extranjeros. Por eso las prácticas propuestas en él se van entrelazando con más de una decena de entrevistas breves a poetas, críticos y traductores que nos cuentan cómo piensan, crean, corrigen y vierten la poesía. Pero insisto: no es lo mismo crear un poema o un cuento que una tarta de manzanas. Los cuatro libros que escribí sobre el tema son lo suficientemente flexibles como para darle todo el espacio a su verdadero destinatario: el lector interesado en ser escritor.

regresar al inicio

 

¿Cualquiera puede ser escritor?

Cualquiera puede ser escritor, si cuenta en su equipaje con las agallas necesarias para crear. Para crear belleza y sentido. Y, por si fuera poco, para crear belleza y sentido valiéndose apenas de signos escritos en un cuaderno o en una pantalla. Desde luego, también cuentan las disposiciones naturales. Por ejemplo, al narrador le tiene que encantar inventar mundos y personajes, y los conflictos inevitables que se dan cuando se cruzan esos mundos y esos personajes. El poeta debe ser un deslumbrado por la vida, por la música del lenguaje y el relieve de las imágenes. Un futuro ensayista necesitará el don de la observación y una inteligencia que le permita penetrar más allá de la superficie. Pero la literatura es un plato que se cocina a fuego lento. Nadie puede convertirse en un talentoso escritor de un día para el otro. Y, mucho menos, sin ser antes un talentoso lector, un voraz palabrófago, un amante engullidor de cuentos, novelas, poemas y ensayos de todo tipo y pelaje. Sólo por vía de la lectura de lo ajeno se puede llegar a la literatura propia. Porque la audacia, las capacidades innatas y las buenas intenciones no bastan para transformar a cualquiera en escritor. Primero es necesario darse unas cuantas vueltas por la literatura. Y ese viaje no se puede disfrutar a través de la crítica sino de las obras literarias que en el mundo son y ha sido. Por eso mis cuatro libros, empeñados en ayudar a quienes intentan escribir, son al mismo tiempo cordiales guías de lectura. A nadar no se aprende en tierra firme. Hay que empaparse.

regresar al inicio

 

¿Los recientes Atreverse a escribir y Atreverse a corregir son versiones actualizadas de TC&C y HEV?

De ninguna manera. Para eso hubiera publicado Taller de corte & corrección o Hacer el verso en versiones "corregidas y aumentadas". Sí tienen similares intereses: los dos nuevos -escritos con mi esposa, la especialista Nomi Pendzik- tocan el mismo tema que los anteriores, rondan iguales aspectos, buscan ser los mejores aliados del escritor en formación. La diferencia está en que Atreverse a corregir trata únicamente de la corrección, y agrega técnicas que no están en TC&C ni en HEV. En el caso de Atreverse a escribir, viene exclusivamente con técnicas que estimulan la invención y la creación, así como también ayuda a superar el bloqueo. Nadie que trabaje con él puede decir "Tengo ganas de escribir pero no sé acerca de qué", salvo que sea un perezoso o no haya practicado los ejercicios que Nomi y yo proponemos a cada página. Otra disparidad: aunque los adultos pueden aprovecharlos perfectamente, AAE y AAC sugieren lecturas para chicos y jóvenes, ya que a ellos están dirigidos de manera preferencial; pongamos por caso, en sus páginas no se encontrarán textos durísimos como el poema "Cadáveres", de Néstor Perlongher, que aparece en HEV. En síntesis, para que quede absolutamente claro: si bien son distintos, los cuatro libros articulan como uno solo. La comparación no es exacta, pero el lector puede hacer de cuenta que escribí un solo libro de unas mil páginas, a lo largo de cinco años.

regresar al inicio

 

Resumiendo: ¿qué libros de la serie le convienen más a un escritor (narrador, ensayista, poeta) con ganas de inventar, de expresarse, de superar el bloqueo creador?

Taller de corte & corrección y Atreverse a escribir.

regresar al inicio

 

¿Y si ese escritor necesita pulir lo escrito?

Taller de corte & corrección y Atreverse a corregir.

regresar al inicio

 

¿Y si se trata de alguien interesado exclusivamente en escribir poesía y en corregirla?

En tal caso, Hacer el verso es el libro que lo está esperando.

regresar al inicio

 

¿Y cuál de los cuatro le viene mejor a alguien que acaba de terminar su cuento, su poema o su ensayo; alguien que está a punto de enviar su libro a concurso o a alguna editorial?

Ese escritor avanzado necesita un buen método que le permita encontrar problemas estructurales y de estilo, para mejorar lo escrito, de acuerdo con técnicas probadas. Entonces le recomendaría Atreverse a corregir, sin ninguna duda.

regresar al inicio

 

¿Qué le conviene a quien no le guste demasiado la lectura y que busque transformarse en escritor rápida y fácilmente?

Antes de tirar la plata y perder tiempo, le conviene charlar un rato con algún escritor en serio, así se entera de cuál es la realidad.

regresar al inicio

 

¿Y cuáles son los libros para alguien que siempre lee y que necesita escribir lo que sea, sin saber muy bien qué es lo que escribe ni por qué lo hace?

A ese inquieto le vienen bien los cuatro, porque lo ayudarán a conocerse y saber si su destino tiene o no que ver con la literatura.

regresar al inicio

 

Por último, ¿pueden los docentes de Lengua y Literatura aprovechar la serie?

Los educadores que tengan espíritu abierto y que amen su materia pueden servirse de estos libros si les interesa guiar a sus alumnos en la creación literaria. Para esta clase de apóstoles hemos escrito dos breves guías auxiliares que, aplicadas a nuestros apuntes y ejercitaciones, les permitirán preparar clases más sustanciosas y amenas.

regresar al inicio

 

¿Más preguntas?

Marcelo di MarcoSi ustedes tienen más preguntas o les gustaría consultarme sobre cualquier otro tema relacionado con nuestros libros o con la dinámica de los talleres literarios, no se queden con las ganas: escríbanme.

regresar al inicio

 



 
(c) Copyright 1999-2017 - elaleph.com - Contenidos propiedad de elaleph.com