elaleph.com
Contacto    Sábado 21 de septiembre de 2019
  Home   Biblioteca   Editorial   Libros usados    
¡Suscríbase gratis!
Página de elaleph.com en Facebook  Cuenta de elaleph.com en Twitter  

 
La fiesta inmovil de  Federico Moreyra  

La fiesta inmovil
de Federico Moreyra


ediciones 
Sudamericana

Edición: Primera Edición - 1987
Tomos: 1
Medidas: 12,1 x 19,2 cm
Estado: Muy Bueno
Género: Novela - Latinoamericanos - Argentinos
Peso: 200 gramos

 
Comentario del libro Reseña del libro
 
Libro Usado Castellano
Formato libro
impreso
 
231 Pág.
U$S 22.56
C O M P R A R
* Los importes están expresados en dólares estadounidenses.
Política de Devoluciones.
 

Otros libros en la misma sección



Descripción del libro usado "La fiesta inmovil"


¿Qué es la fiesta inmóvil? ¿El sueño incesante de un rio que corta una ciudad real? ¿El soñado que despierta en esa ciudad real obediente al sueño del río? ¿La continuación -por otros medios, como diría Gertrude Stein- de un espectáculo urgente y vital en una retrospectiva y exangüe charla de amigos?
No, Silvio Arrieta, el escritor, o Giácomo Cesame, el escultor, personajes de esta novela, no son preteristas enamorados sólo de un viejo sueño; son, en esa fantasía veraz que la ficción plantea, los artífices de un destino ignorado y singular; son también los comentadores secretos de estas bellas palabras de Hemingway que inauguran el libro: "Si tienes la suerte de haber vivido en París cuando joven, luego París te acompañará, vayas adonde vayas, todo el resto de tu vida, ya que París es una fiesta que nos sigue".
La ciudad es la misma, solo quienes la habitan han cambiado. Es lógico entonces que el río sueñe ahora otro sueño. Los exiliados tienen distintas procedencias y la celbración es entorpecida (¿auspiciada?) por una doble determinación: la reticencia y la inmovilidad. Sin embargo, ambas encuentran el desenlace eficaz que permite -a partir del cansancio que produce escribir, a partir de la elocuencia del silencio, a partir del culto de la inerte- recorrer esta novela con una certidumbre iluminadora. Iluminadora porque el lector sabe (como los personajes de la novela saben) que la fiesta inmóvil será restaurada por la minuciosa animación del que registra, con desinhibida nostalgia, haber vivido "esos años tremendos y hermosos".
Con una escritura que admite los matices de la angustia y la alegría, con un pudor que frustra la gratuidad evocativa, Federico Moreyra descubre los vértigos íntimos de una ciudad en la que perderse es, tal vez, el signo del encuentro.

Ir al inicio Ir al inicio

 

Buscador
     


(c) Copyright 1999-2019 - elaleph.com - Contenidos propiedad de elaleph.com