https://www.elaleph.com Letras de tango (1897-1981) de Contursi - Mansi - Santos Discepolo - Ferrer - Blasquez y otros (1995) | elaleph.com | libros usados
elaleph.com
Contacto    Lunes 18 de enero de 2021
  Home   Biblioteca   Editorial   Libros usados    
¡Suscríbase gratis!
Página de elaleph.com en Facebook  Cuenta de elaleph.com en Twitter  

 
Letras de tango (1897-1981) de  Contursi - Mansi - Santos Discepolo - Ferrer - Blasquez y otros  

Letras de tango (1897-1981)
de Contursi - Mansi - Santos Discepolo - Ferrer - Blasquez y otros


ediciones 
Nuevo Siglo

Edición: 1995
Tomos: 1
Medidas: 13,5 x 19,7 cm
Estado: Excelente
Género: Música - Tango
Peso: 400 gramos

 
Comentario del libro Reseña del libro
 
Libro Usado Castellano
Formato libro
impreso
 
313 Pág.
U$S 41.31
C O M P R A R
* Los importes están expresados en dólares estadounidenses.
Política de Devoluciones.
 

Otros libros en la misma sección



Descripción del libro usado "Letras de tango (1897-1981)"


La primera letra de tango cantada profesionalmente, es decir, cantada por un profesional, por una persona que vive del canto, fue seguramente la de La Morocha. Eran versos de Ángel Gregorio Villoldo, compuestos sobre una música previa de Enrique Saborido. Su historia fue narrada por Héctor Bates y Luis J. Bates en Historia de tango. Aquella iniciación ocurrió, según los recuerdos de Saborido. el 25 de diciembre de 1905. En mi Crónica general del tango, repito a los Bates, que es lo que corresponde, y recuerdo que fue el investigador Jacobo de Diego el primero en señalar que La Morocha y Metéle fierro hasta el fondo son un mismo tango, pero esto no viene al caso.
El tango profesionalmente cantado, no el tango canción, que es otra cosa, habría nacido, pues, en 1905. No hay más prueba de ello que los recuerdos de Saborido. De todos modos hay pruebas, o semiplena prueba, de que en 1907 circulaban dos letras de tango, la de La Morocha y la de El Taita de Siverio Manco, que el viejo Gobbi andaba cantando como cosa propia. Esas letras constan en el folleto ¡Echále Bufach al catre!, que editó la famosa casa de Andrés Péres Cuberes. Es posible que ya para entonces anduvieran otras letrillas cantadas con ritmo de tango en el varieté y en los almacenes; es posible que anduvieran convertidas en letras de tango, por decirlo así, algunas contrafacta o contrahechuras, eso que llamamos parodias, de canciones y de versos populares. Por lo pronto es sabido que alguien cantaba cosas como éstas.
La descripción pertenece a la primera parte del Prólogo.

Edición: José Gobello.

Ir al inicio Ir al inicio

 

Buscador
     


(c) Copyright 1999-2021 - elaleph.com - Contenidos propiedad de elaleph.com