https://www.elaleph.com Le doy mi palabra de Alfredo Leuco (1998) | elaleph.com | libros usados
elaleph.com
Contacto    Martes 23 de julio de 2024
  Home   Biblioteca   Editorial   Libros usados    
¡Suscríbase gratis!
Página de elaleph.com en Facebook  Cuenta de elaleph.com en Twitter  

 
Le doy mi palabra de  Alfredo Leuco  

Le doy mi palabra
de Alfredo Leuco


ediciones 
Sudamericana

Edición: 1998
Tomos: 1
ISBN: 9500714159
Medidas: 15,5 x 22,7 cm
Estado: Muy Bueno
Género: Politica - Argentina
Peso: 390 gramos

 
Comentario del libro Reseña del libro
 
Libro Usado Castellano
Formato libro
impreso
 
274 Pág.
U$S 68.08
C O M P R A R
* Los importes están expresados en dólares estadounidenses.
Política de Devoluciones.
 

Otros libros en la misma sección



Descripción del libro usado "Le doy mi palabra"


Dicen que los diarios son la primera versión de la Historia. Si esto es así, las columnas de Alfredo Leuco resultan su primer análisis. A pocas horas de un hecho, la voz de Leuco desde la radio ya dispone de una interpretación. Desde 1995 y aún hoy las "Leucolumnas" ofrecen una primera lectura. Y ahí su valor: el que les otorga la cercanía del acontecimiento. La mirada de Leuco se asienta sobre una legitimidad, la de la proximidad que suspende la distorsión. Pero además de reflexionar, Leuco reescribe un género el de la historia de vida que puede provocar lágrimas pero que no olvida la información, los datos, la contundencia de las cifras.
Le doy mi palabra sirve de crónica a una época, la nuestra. Resulta la hoja de ruta de una Argentina modelo fin de siglo: la heterogeneidad y la mezcla de temas son el reflejo exacto de lo que nos paso a los argentinos.

He sido y soy el primer oyendo de estas columnas. He sentido que Alfredo me las leía a mí y esa sensación la tienen -estoy convencido- cada uno de los auditores del programa. Éste fue uno de los motivos fundamentales para que estas crónicas radiales se metieran profundamente en el corazón de nuestros seguidores matinales. (...) Estas columnas quedarán como fiel testigo de la vida nuestra con todos sus matices. (...).
Alfredo cada mañana nos da su palabra, que no es poco. Pero también se que en cada columna nos da su corazón.

Fernando Bravo.

Ir al inicio Ir al inicio

 

Buscador
     


(c) Copyright 1999-2024 - elaleph.com - Contenidos propiedad de elaleph.com