https://www.elaleph.com La edad media de Alberto Malet - Julio Isaac (1922) | elaleph.com | libros usados
elaleph.com
Contacto    Lunes 06 de julio de 2020
  Home   Biblioteca   Editorial   Libros usados    
¡Suscríbase gratis!
Página de elaleph.com en Facebook  Cuenta de elaleph.com en Twitter  

 
La edad media de  Alberto Malet - Julio Isaac  

La edad media
de Alberto Malet - Julio Isaac


ediciones 
Hachette

Edición: 1922
Tomos: 1
ISBN: no tiene
Medidas: 12,5 x 18,8 cm
Estado: Muy Bueno
Género: Historia - General
Peso: 230 gramos

 
Comentario del libro Reseña del libro
 
Libro Usado Castellano
Formato libro
impreso
 
206 Pág.
U$S 74.55
C O M P R A R
* Los importes están expresados en dólares estadounidenses.
Política de Devoluciones.
 

Otros libros en la misma sección



Descripción del libro usado "La edad media"


Versión castellana cuidadosamente corregida por Lucas T. Gibbes (Antiguo profesor de la Escuela Normal de Santo Domingo.
Obra ilustrada con 83 grabados y 12 mapas.
ADVERTENCIA: Al redactar este volumen hemos tenido la constante preocupación de arreglarnos lo más exactamente posible al espíritu y letra del programa de enseñanza vigente en Francia. Hemos querido hacer, no un resumen de circunstancia, sino un trabajo nuevo que corresponda al concepto que se tiene hoy de la enseñanza de la historia.
Obligados a iniciar rápidamente a los que se dedican a este estudio, en los sucesos acaecidos desde el siglo V hasta el siglo XV de nuestra era, hemos creído que no bastaba desarrollar ante los ojos de los jóvenes una serie de cuadros, sino que era preciso hacerles concebir ideas en presencia del espectáculo de los hechos. Todos nuestros esfuerzos han propendido a que el discípulo pueda conservar de esta excursión por la Edad Media, recuerdos claros sobre la vida, las costumbres y el papel que en aquel entonces representaron los pueblos de la tierra. Hemos querido sacar partido de lo que siente y conoce, para hacerle sentir y conocer lo que ignora. De aquí la comparación sistemática entre lo que hoy ocurre y lo que ocurrió en aquella época, de aquí, en la forma misma, el empleo del lenguaje clásico que no evoca ninguna imagen en el espíritu del alumno. Hemos querido sobre todo presentar cuadros vivos.
Este cuidado de la vida es el que nos ha determinado a mezclar frecuentemente en el texto de este libro, un croquis o una fotografía moderna de lugares, monumentos, trajes, armas, etc. Las ilustraciones han sido escogidas con muchísimo cuidado, siendo inútil decir que cada una de ellas es un documento. Breves reseñas escritas al pie de los grabados los explican y comentan. Estos comentarios nos han parecido indispensables, porque sirviéndonos desde hace mucho tiempo de fotografías y dibujos para completar la enseñanza histórica, hemos podido convencernos en distintas ocasiones de cuán raro es que un alumno sepa ver y leer exactamente una imagen. Esperamos pues que, gracias a este medio, aun el estudiante más indiferente, no ignorará las cosas que aquí exponemos por poco que fije la atención: considerada nuestra obra como un libro de imágenes, puede en rigor hacerle conservar un recuerdo suficiente no sólo de los acontecimientos sino también de las costumbres y creencias que tuvieron los pueblos de entonces.
Hemos procurado, en fin, que este libro sea para el joven, un libro atrayente, un libro amigo, que sea indispensable auxiliar de las explicaciones de otros autores en todo el segundo ciclo.
Con deliberado propósito no hemos hecho resúmenes en esta obra por esta íntimamente persuadidos, por experiencia, y sabemos que muchos de nuestros colegas abundan en la misma opinión, que el resumen no sirve para nada, antes bien inclina al menor esfuerzo, cuando no se hace en clase, una vez terminado el curso, la lección o el interrogatorio, ya sea por el profesor, ya por los mismos alumnos entre sí, bajo la dirección del catedrático. Por otra parte, es de suma importancia para la autoridad del maestro que éste intervenga en algo más que el recitado de la lección, y que el libro aparezca simplemente como un auxiliar suyo. Si el alumno encuentra hechos de desarrollos y los resúmenes, no vemos qué género de iniciativa pueda caber al profesor en la enseñanza. Para facilitar la tarea, nos hemos limitado, pues, a multiplicar los epígrafes de los párrafos, a fin de que sean como una especia de extenso bosquejo de resumen.

Ir al inicio Ir al inicio

 

Buscador
     


(c) Copyright 1999-2020 - elaleph.com - Contenidos propiedad de elaleph.com