https://www.elaleph.com Don Quijote ¡Vuelve! de Francisco Jose Figuerola (1992) | elaleph.com | libros usados
elaleph.com
Contacto    Jueves 26 de noviembre de 2020
  Home   Biblioteca   Editorial   Libros usados    
¡Suscríbase gratis!
Página de elaleph.com en Facebook  Cuenta de elaleph.com en Twitter  

 
Don Quijote ¡Vuelve! de  Francisco Jose Figuerola  

Don Quijote ¡Vuelve!
de Francisco Jose Figuerola


ediciones 
Ediciones del Autor

Edición: 1992
Tomos: 1
Medidas: 22,5 x 31,2 cm
Estado: Muy Bueno
Género: Historia - General
Peso: 400 gramos

 
Comentario del libro Reseña del libro
 
Libro Usado Castellano
Formato libro
impreso
 
U$S 169.29
C O M P R A R
* Los importes están expresados en dólares estadounidenses.
Política de Devoluciones.
 

Otros libros en la misma sección



Descripción del libro usado "Don Quijote ¡Vuelve!"


Tres vocaciones lo caracterizan: Derecho, Diplomacia y Literatura. Hace treinta y cinco años que desarrolla las tres. Las variantes surgidas de ellas: docencia universitaria, funciones diplomáticas desde su ingreso a la Cancilleria en 1958 como Agregado de Embajada hasta su desempeño como Embajador (1989). En la literatura, se inició con Poemas del encuentro (1960), hasta la obra que mereció la Faja de Honor de la SADE, Lugareños de la Palabra (1988) con prólogo del poeta Luis Furlan.
Uno de los libros poéticos de enjundia fui el que prologara Arturo Berenguie Carisomo, Mis raíces, en donde el profesor señala "estamos ante una obra trascendente". Sus otros libros, Esencias de la periferia y Azul sin casa confirman, como los dos anteriores, su hondo sentido humanista, su pasión metafísica, su religamineto con el Creador. Dice Bernardo Ezequiel Koremblit refiriéndose a Mis Raíces (Revista Atlántida): "los tallos exaltados, vibrantes (no decimos arrebatados, pues los agita el viento de una sana, rigurosa congruencia y un sano idealismo) y apasionados de este poeta, sucesivamente romántico, cristiano y vital, no ocultan sus raíces de hondas y serenas meditaciones sobre el hombre, su religiosidad evocadora del estremecedor "¡Adentro!" de Unamuno". El Clarín del 22 de junio de 1961, entre otros conceptos, destaca: "Pensamos con el señor Carisomo que Mis Raíces no es un libro más, uno entre tantos; es un libro que con vibrante esperanza anuncia la seguridad futura de una plenitud; la seguridad de frutos maduros y definitivos". Y así ha sido, en ese devenir literario recorrido con alegre estoicismo por Figuerola. En el diario La Nación del 1ª de octubre de 1961: "De raíz unamuniana, el autor de estas páginas no teme la confidencia. Su ánimo se abre al lector, Y ante él se exhalta, afirma, sin duda, espera... La comunicación tiende a establecerse sobre los planos anímicos más claros y directos sin circunloquios, sin reservas, en sincera entrega del sencillo mensaje interior".
El diario La Prensa, el 27 de agosto de 1961 también se ocupa de esta obra, de la que destaca: "La riqueza de ideas de mundos poéticos". Cuando Figuerola publica Lugareños del silencio, el Poeta F. Tamot - Guido señala en el número del 2 de junio de 1976 "su canto se levanta como instrumento de pasión, riguroso en sus leyes, claro en su atmósfera envolvente e intenso en su confesada participación fraternal... Figuerola no construye sus poemas solamente como esos santos que aceptan cargar sobre su espalda el sufrimiento, las quiebras y la soledad del rebaño. Su canto se edifica contra ese fariseismo que consiste en la preocupación de cuidarse, de no ver los límites y los escándalos de la condición humana, de organizar la existencia en la comodidad y la ceguera". En la edición del 18 de octubre de 1976 La Nación afirma: "Su poesía aspira a expresar un mundo esencial. La esencia se torna eje de sus angustias, de sus deslumbramientos, de sus pesares... Versos largos, claudenianos, a veces herméticos, a veces incitadores... "No vamos a transcribir la abundante bibliografía critica al respecto, baste con indicar que su libro Época también es bien recibido. Lo mismo que la Antología de la Poesía Belga que, junto con otros autores, publica en Aguilar, En Bélgica, con el poeta Bonio edita la Revista Galaxia; en Buenos Aires, Temática Dosmil y luego Ad Laborem. Muchos de sus poemas han sido traducidos al francés por los escritores Garciasol Grimalt, Santaollalla, Desgado, Luis Rosales, Gimferrer, Joaquín Calvo Sotelo y otros escritores que mantienen correspondencia con él. La obra hoy ante el lector es un canto o reclamo a Don Quijote para que al volver a la deshumanización que padece la sociedad moderna, lo haga como escudero (en su noble calidad de caballero) de la segunda vuelta de Cresto a la Tierra.

Ir al inicio Ir al inicio

 

Buscador
     


(c) Copyright 1999-2020 - elaleph.com - Contenidos propiedad de elaleph.com