https://www.elaleph.com Cantos del peregrino de Jose Marmol (Segunda Edición - 1953) | elaleph.com | libros usados
elaleph.com
Contacto    Sábado 31 de octubre de 2020
  Home   Biblioteca   Editorial   Libros usados    
¡Suscríbase gratis!
Página de elaleph.com en Facebook  Cuenta de elaleph.com en Twitter  

 
Cantos del peregrino de  Jose Marmol  

Cantos del peregrino
de Jose Marmol


ediciones 
Ángel Estrada

Edición: Segunda Edición - 1953
Tomos: 1
Medidas: 13,1 x 20,2 cm
Estado: Muy Bueno
Género: Poesia - Argentina
Peso: 430 gramos

 
Comentario del libro Reseña del libro
 
Libro Usado Castellano
Formato libro
impreso
 
312 Pág.
U$S 82.05
C O M P R A R
* Los importes están expresados en dólares estadounidenses.
Política de Devoluciones.
 

Otros libros en la misma sección



Descripción del libro usado "Cantos del peregrino"


Introducción:

* Precede a los dos primeros cantos en la edición de Montevideo (1847).
Los Cantos del Peregrino pertenecen, por la patria del autor y por muchas de sus inspiraciones, a la primera de las literaturas poéticas en la América que habla español. A una literatura poética que nace, crece y se modifica a par del movimiento social. A una literatura poética que fué lírica y guerrera cuando sus cantores vestían armas, como el último de los ciudadanos: dogmática y filosófica cuando amanecían las instituciones tras la noche formada por la humareda del combate; elegíaca, individual y cristiana, con el corazón en las memorias de lo pasado y la esperanza fija en el porvenir, cuando el fruto de los desórdenes domésticos se presenta en todo el amargor de su madurez.
La lira Argentina es una verdadera arpa eoliana, que ha resonado al soplo de los huracanes y de los aires mansos de la patria. La Lira Argentina ha cantado las batallas como la de Homero; los héroes como la de Osian: a Dios como la de David; la resignación y la esperanza como la de Job.
Ese Pueblo Argentino que no tiene montañas de oro; diseminado en la aridez de la llanura; embatido de las suestadas y del Pampero; condenado a domar el potro para domesticar las fieras; inquieto y manso alternativamente, como el mar; invasor y altanero, como el águila; independiente y apegado a sus soledades, como el árabe; ese pueblo original a quien amamos tanto, es el único de América que puede decir: "ésta es mi historia", mostrando sobre su cabeza una guirnalda de poesías.
Nosotros no tenemos ni poetas ni poesía anteriores al primer movimiento de la libertad. La mente argentina no pudo nunca mover las alas bajo el alambre dorado de sus prisiones: le era necesario el espacio, la libertad, la inmensidad del llano, la cima de la montaña, una bandera color cielo, la sangre de sus opresores y la victoria. Y cuando todo esto hubo, he ahí un pie una generación entera de poetas. López, Luca, Rodríguez, Molina, Rojas, Lafinur, Hidalgo, Varela, se ponen en marcha con la patria y la acompañan en su peregrinación de libertad, hasta dejar en el sepulcro al último de sus héroes, y dentro las puertas de Lima a la bandera azul y blanca...

Prólogo y Edición crítica de Rafael Alberto Arrieta.

Ir al inicio Ir al inicio

 

Buscador
     


(c) Copyright 1999-2020 - elaleph.com - Contenidos propiedad de elaleph.com