https://www.elaleph.com Antologia poetica de Georges Brassens (Tercera Edición - 1981) | elaleph.com | libros usados
elaleph.com
Contacto    Viernes 23 de octubre de 2020
  Home   Biblioteca   Editorial   Libros usados    
¡Suscríbase gratis!
Página de elaleph.com en Facebook  Cuenta de elaleph.com en Twitter  

 
Antologia poetica de  Georges Brassens  

Antologia poetica
de Georges Brassens


ediciones 
De la Flor

Edición: Tercera Edición - 1981
Tomos: 1
Medidas: 12,8 x 19,8
Estado: Muy Bueno
Género: Poesía - Extranjera
Peso: 200 gramos

 
Comentario del libro Reseña del libro
 
Libro Usado Castellano
Formato libro
impreso
 
190 Pág.
U$S 40.49
C O M P R A R
* Los importes están expresados en dólares estadounidenses.
Política de Devoluciones.
 

Otros libros en la misma sección



Descripción del libro usado "Antologia poetica"


Al momento de su muerte, en noviembre de 1981, existían dos Georges Brassens. El primero era una leyenda viviente, un excéntrico que había hecho de la canción la expresión de un agresivo anarquismo, "el pornógrafo del fonógrafo" como él mismo decía; un personaje espinoso, que apenas conocía el público que lo aclamaba. El otro Brassens, el verdadero, era un desconocido. Sólo cuando de lo ha escuchado cuidadosamente, cuando se han leído sus textos llegados por primera vez al lector de habla castellana con esta antología Poética - se atisba la verdad y se percibe al hombre y al poeta que yacían escondidos tras el simple intérprete. Brassens fue poeta por vocación y cantante por necesidad, como los trovadores, como Vinicius de Moraes y tantos otros. Siguiendo las huellas Villon y Rabelais, es difícil sustraerse al atractivo de su poesía donde tras la aparente simplicidad surge la riqueza y la truculencia del lenguaje, el humor, el culto de lo audaz y de lo absurdo. Tras esos absurdos está el hombre honesto que exponía la vacuidad de la convención, y expresaba el desprecio por los que la preservan y fortalecen. En el fondo, Brassens fue un hombre carente de incógnitas, un artista que no buscó el escándalo, y sin rendir diario tributo a sus admiradores, fue un poeta que sólo deseó vivir.

Ir al inicio Ir al inicio

 

Buscador
     


(c) Copyright 1999-2020 - elaleph.com - Contenidos propiedad de elaleph.com