elaleph.com
Contacto    Martes 25 de julio de 2017
  Home   Biblioteca   Editorial   Libros usados    
¡Suscríbase gratis!
Página de elaleph.com en Facebook  Cuenta de elaleph.com en Twitter  
Secciones
Taller literario
Club de Lectores
Facsímiles
Fin
Editorial
Publicar un libro
Publicar un PDF
Servicios editoriales
Comunidad
Foros
Club de lectura
Tienda
Cursos a Distancia
Búsqueda laboral
Encuentros
Afiliados
¿Cómo funciona?
Institucional
Nuestro nombre
Nuestra historia
Consejo asesor
Preguntas comunes
Publicidad
Contáctenos
Sitios Amigos
Caleidoscopio
Cine
Cronoscopio
 
Páginas (1)  2  3  4  5  6 
 

Un prólogo partido en dos

Primera parte

Para quienes todavía no trabajaron con

Taller de corte & corrección

Hace mil años que dejaron de salir, pero todavía los recuerdo con cariño. Entreverados en el kiosco del subte al lado de Batman y Linterna Verde, te enseñaban a hacer de todo: jugar al tute, zurcir una media, levantar una casa o comerle la dama a Bobby Fisher. Prodigios de la miniatura, podías llevarlos en el bolsillo del pantalón para salir inmediatamente de cualquier apuro. Los memoriosos saben que estoy hablando de los libritos de la serie El Ayudante Práctico, la quintaesencia del vademécum. ¿Quién no los tuvo en la mano alguna vez? Los sacaba Editorial Cosmopolita, aquella del logo con el mundito anteojudo en mangas de camisa. Gracias a uno de ellos me enteré de cómo los vascos habían inventado el juego de la pelota cuando no estaban escalando paredes de ladrillo o levantando moles de piedra.

No mucho después, ya enamorado para siempre de la literatura, empezaron a caerme encima toneladas de ensayos, exégesis, aproximaciones, reflexiones, análisis de todo tipo. Y eso estuvo muy bien, porque -en el mejor de los casos- la crítica me permitió acercarme a las Bellas Letras desde un lugar de privilegio.

Dije acercarme, sí. Salvo que en sentido abstracto.

Aquellos libros no se parecían para nada a los del Ayudante Práctico. Te contaban cómo volaba el avión, pero no te enseñaban a pilotearlo. Te explicaban la estructura de la pared, pero ni hablar de ponerte a mezclar cemento con tus propias manos.

 
Páginas (1)  2  3  4  5  6 
 
 
Consiga Hacer el verso de Marcelo di Marco en esta página.

 
 
Está viendo un extracto de la siguiente obra:
 
Hacer el verso de Marcelo di Marco   Hacer el verso
de Marcelo di Marco

ediciones Editorial Sudamericana

Si quiere conseguirla, puede hacerlo en esta página.

 



 
(c) Copyright 1999-2017 - elaleph.com - Contenidos propiedad de elaleph.com